• Santvidental

¿Qué son los irrigadores y porqué son importantes?

Los irrigadores dentales son una herramienta más de tu higiene bucodental para tener una boca sana. Se usa una vez terminada la higiene bucodental habitual y se trata de un accesorio para finalizar el proceso y tener mejores resultados.


Estos aparatos remueven y arrastran la placa de las bacterias que se encuentran entre las encías y los dientes a partir de un chorro de agua. Una de las principales ventajas es su facilidad de llevarlos allí donde sea necesario, ya que es portátil.


Estos aparatos se pueden comprar casi en cualquier sitio y varían según la potencia, el diseño, la intensidad y la duración de la batería. Hay muchas marcas que han creado sus propios irrigadores como Oral B, Braun o Phillips.


Los irrigadores que lleven la tecnología micro burbuja son perfectos para intensificar la eliminación de placa y atacar de raíz a las bacterias.


Hay diferentes tipos: los que se integran con el cepillo de dientes, los que van sin cepillo de dientes y los que son portátiles. Por ese motivo, debes decidir según tus necesidades como, por ejemplo, si necesitas cambiar el cepillo de dientes o estas contento con el tuyo.


Por último, cabe mencionar que el funcionamiento es muy sencillo y enseguida se van a notar los beneficios. Su funcionamiento es a través de agua a presión y eso ayuda a llegar a las zonas que no puede abarcar el cepillado.


Se trata de un utensilio ideal para todo tipo de bocas. Si tienes más dudas, ponte en contacto con Santvidental para pedir cita con nuestros especialistas y que te aconseje sobre los mejores hábitos bucodentales para tu salud bucodental.




4 vistas